Hojaldre de manzana con almendras

Este hojaldre de manzana con almendras es una tarta de cumpleaños sin velas, la preparé hace unos días para una amiga que no pensaba celebrar su cumpleaños. La tomamos para merendar con un café. 
La capa de arriba queda crujiente, con el azúcar caramelizado, las almendras tostadas y el interior muy tierno y jugoso.

Hojaldre

  • 250 g de harina
  • 225 g de manteca de cerdo
  • 125 g agua fría
  • 12 limón
  • 6 g de sal
 
Hay que trabajar en sitio fresco.
Mezclar la harina y la sal, hacer un montón sobre la mesa repartir por encima la manteca cortada en trocitos, mezclar ligeramente con un cuchillo o rasqueta, añadir el zumo de limón y el agua en varias veces, hasta que se una la masa.
Poner en la mesa enharinada dándole forma cuadrada, después se extiende con el rodillo bien enharinado hasta formar un rectángulo, que se dobla en tres primero un lado hacia el centro y el otro lado sobre el primero, Dejar reposar en frío 15 minutos. Girar 90º y estirar de nuevo y doblar, siempre con la mesa enharinada. En total se repite el doblado cuatro veces. La última vez, se envuelve la masa en plástico y se deja reposar 2 horas, mejor toda la noche. Esta vez lo preparé en una mañana, lo hice temprano y reposó las dos horas justas. No tuve tiempo de hacer las fotos del proceso, pero se pueden ver aquí.
 

Relleno
  • 680 g de manzanas golden
  • 70 g de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 limón
 
Pelar y cortar las manzanas en láminas finas, rociándolas con el zumo de limón, añadir el azúcar y la canela (reservar 1 cucharada) mezclar. Poco antes de rellenar el hojaldre, poner a escurrir en un colador.
 
Además
  • 1 huevo para pintar
  • 1 cucharada de almendras laminadas
Estirar la masa con el rodillo entre dos hojas de papel de horno dejándola de dos o tres milímetros de espesor. Con un cuchillo afilado, cortar dos círculos, uno de 20 cm de diámetro y el otro un poco mayor, colocar el pequeño en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Poner en el frigorífico media hora, mientras, precalentar el horno a 220º, distribuir las manzanas en círculos concéntricos, superponiendo varias capas y dejando un borde libre, espolvorear con la cucharada de harina entre las capas de manzana y cubrir con el otro círculo, sellando bien los bordes. Hacer unos agujeros para que salga el vapor. Pintar con el huevo y repartir las almendras por encima, espolvorear todo con la cucharada de azúcar reservada.
Cocer hasta que esté dorado, unos 30 minutos. Si se dora muy rápido, bajar la temperatura del horno a 180º. Dejar enfriar sobre una rejilla y pasar al plato de servir con mucho cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.