Tarta de cumpleaños juego de parejas


El sábado celebramos el cumpleaños de Miguel, sus padres fabrican juguetes de madera en su taller artesano, uno de los modelos de juego de memoria, reproduce unos dibujos que hizo cuando era más pequeño. Me pareció simpático ponerlos en su tarta, aunque él no los recordaba demasiado.


Ingredientes

Galletas de mantequilla

Bizcocho de chocolate
6 huevos
220 g de chocolate fondant
180 g de mantequilla
180 g de azúcar 
250 g de harina
1 1/2 cucharadita de levadura

Tamizar la harina con la levadura
Fundir el chocolate con la mantequilla, añadir las yemas y mezclar bien. Incorporar la harina.
Montar las claras con el azúcar y añadir a la masa con movimientos envolventes.
Echar en un molde rectangular, engrasado y enharinado, alisar la superficie y cocer en el horno precalentado a 180º durante 30-40 minutos. Pinchar para ver si está hecho.

Volcar sobre una rejilla y dejar enfriar. 
Se recortan los bordes para igualarlos  y se abre  en dos capas.

Crema

400 ml de leche
1 huevo
50 g. de maicena
20 g de mantequilla

150 g de chocolate con leche

200 ml de nata para montar

20 g azúcar
Poner a hervir la leche
Desleir maizena con un poco de leche fría y mezclar con el huevo batido. Colar
Echar la leche hirviendo sobre la mezcla y poner al fuego moviendo sin parar hasta que espese. Fuera del fuego añadir el chocolate cortado en trozos y la mantequilla, cuando se haya fundido y mezclado bien, poner a enfriar en un cuenco tapado con plástico de cocina.
 
Enfriar un cuenco metálico y las varillas de la batidora. Echar la nata que estará muy fría, montarla con el azúcar y añadir a la crema con movimientos envolventes.

Montaje
Poner una capa de bizcocho en el plato de servir, rellenar con la crema de chocolate, meter en la nevera por lo menos media hora para que endurezca, cubrir con el otro bizcocho y untar los laterales con la crema. Colocar las galletas decoradas  pegándolas con un poco de crema.

Sobrará crema que se sirve en un cuenco aparte para acompañar la tarta. Esta crema gustó mucho, la nata y el chocolate con leche la hacen muy suave, no resulta muy dulce porque no se añade nada de azúcar y contrasta muy bien con el bizcocho de chocolate negro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.