Tarta para un amante de las motos

Mi amiga Concha quería una tarta de chocolate para Juan, con una moto sencillita, creo que si es muy  sencillita no parece una moto y de esta forma me metí en el lío.
Yo no se nada del asunto, así que me puse a buscar modelos, elegir una que parece apropiada, simplificarla, dibujar las piezas en papel vegetal, ponerlas sobre la masa y recortarlas con un cuchillo, así es imposible que salgan iguales las piezas dobles, si hubiera cortadores con forma de tubos de escape, sería más fácil…

Hay maravillas de tartas con motos pero a mi, de momento, no me atrae el fondant.

La tarta es un bizcocho clásico con las claras montadas, relleno de dos capas de trufa de chocolate con leche y cubierta de chocolate negro.

Ingredientes

Bizcocho
3 huevos

130 g. de harina + una cucharada de maizena
120 g. de azúcar
1/2 taza escasa de aceite de girasol
1/2 sobre de levadura en polvo

Batir las claras a punto de nieve con el azúcar, añadir las yemas, el aceite y la harina tamizada con la levadura, ya sin batir.

Untar de mantequilla un molde de 21 cm de diámetro y cubrirlo con harina sacudiendo la que sobre, echar la masa y meter en el horno precalentado a 200º durante 30 o 40 minutos. Está hecho cuando al pincharlo con una aguja, sale limpia.

Relleno
200 ml de nata
150 g de chocolate con leche
20 g chocolate fondant
20 g de manteqilla

Fundir el chocolate con la mantequilla, dejar templar. Montar la nata, no demasiado.
Añadir la nata al chocolate con movimientos envolventes.  


Partir el bizcocho en tres capas y rellenarlo con la crema, dejar enfriar en el frigorífico.

Cubierta
200 g de chocolate fondant
20 g de aceite de girasol

 

Fundir el chocolate con el aceite al baño maría o en el microondas, poner la tarta en una rejilla sobre un plato y cubrirla con el chocolate fundido, dejando que caiga por los laterales. Poner a enfriar, cuando el chocolate esté sólido, pasar con cuidado al plato de servir, espolvorear con cacao y colocar la moto.


4 comentarios de “Tarta para un amante de las motos”

  1. Esto sí que es una obra de arte. Imagino qué el trabajo que hay detrás es ingente. Y debe estar buena además cosa que no puedo probar por estar lejos.
    Carmen te superas cada día. Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.