Tartitas de manzana

Estas tartitas de manzana, son una versión individual de la apple pie tan clásica de la cocina de Estados Unidos. La misma que roban los protagonistas de los dibujos animados mientras se está enfriando en la ventana.

La masa crujiente y sin azúcar, contiene un relleno jugoso y aromático, resultando así un contraste delicioso.

Ingredientes para 12 tartitas de manzana

Masa quebrada

  • 300 g de harina
  • 120 g de mantequilla
  • 1 vasito de agua fría
  • ½ cucharadita de sal

Poner la harina en una ensaladera, espolvorear con la sal, añadir la mantequilla en trocitos. Mezclar hasta que parezca serrín, añadir el agua en tres veces, formar una bola y dejar tapada en sitio fresco. Dividir la masa en dos, extender con un rodillo, primero una parte, mientras la otra parte sigue tapada. Recortar círculos y forrar los moldes adaptando bien las masa a las paredes. Extender la segunda masa y recortar unas tapas del tamaño de los moldes. Conservar en frío mientras se hace el relleno.

tartitas de manzana_masaRelleno

  • 600 g de manzanas
  • ½ taza de azúcar
  • 25 g de harina
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de allspice
  • Zumo de limón
  • 1 puñado de pasas (opcional)

Primero, lavar y pelar las manzanas, rociar con el zumo de limón a medida que se van pelando, cortar en cubos pequeños. Mezclar el azúcar con las especias, añadir a las manzanas troceadas, dejar reposar dos o tres horas, puede ser toda la noche. A continuación escurrir las manzanas en un colador y recoger el líquido que han soltado.

tartitas de manzana_montajeHervir el jugo de las manzanas hasta que se empiece a caramelizar, añadir una nuez de mantequilla y reservar.

Si se van a poner pasas, echar unas cuantas en el fondo de cada tartaleta, espolvorear la harina sobre las manzanas, mezclar y terminar de rellenar las tartaletas. Echar un poco del jugo caramelizado sobre las manzanas. Hacer unos cortes en las tapas de masa para que salga el vapor, humedecer con agua los bordes y sellar las tartaletas apretando un poco con los dedos.

Cocer en el horno precalentado a 180º con calor sólo por abajo, durante 30 minutos o hasta que se dore ligeramente y el liquido burbujee por los agujeros.

Esperar unos minutos y desmoldar. Dejar enfriar en una rejilla.

Servir las tartitas de manzana con el jugo que ha sobrado en una jarrita aparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.