Victoria sponge cake

La Victoria sponge cake es una tarta muy popular en Reino Unido. Es muy sencilla de preparar, consiste en un bizcocho relleno de mermelada de fresas y nata montada.

Precisamente por su sencillez, es muy importante la calidad de los ingredientes, especialmente de la mermelada.

Aquí la mermelada está preparada con fresas de mi propia cosecha. He tenido que guardar las de varios días para conseguir los 300 g de la receta pero ha merecido la pena.

Ingredientes para una Victoria sponge cake de 21 cm

Bizcocho

  • 200 g de harina
  • 3 huevos
  • 1 clara
  • 180 g de azúcar
  • ½ taza de aceite
  • 1 cucharadita de levadura en polvo

Victoria sponge cake ingredientesTamizar juntas la harina y la levadura.

Montar las claras con la mitad del azúcar. Batir las yemas con el aceite y la otra mitad del azúcar, añadir a las claras mezclando suavemente para que no se bajen.

Echar la harina en forma de lluvia sobre la mezcla anterior, incorporar con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

Forrar la base de un molde desmontable de 21 cm con papel vegetal, engrasar los laterales con mantequilla y espolvorear con azúcar.

Echar la masa en el molde alisando la superficie con una espátula.

Cocer en el horno precalentado a 180º durante 45 minutos. Al cabo de ese tiempo, pinchar el centro del bizcocho con una brocheta para comprobar que está hecho.

Desmoldar y dejar enfriar en una rejilla.

Relleno

  • 400 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Mermelada:
  • 300 g de fresas limpias y cortadas
  • 50 g de azúcar
  • Zumo de ½ limón

Victoria sponge cake mermeladaPoner a cocer en un cazo las fresas con el zumo y el azúcar. Hay que remover con frecuencia porque hace espuma y se desborda. Dejar hervir hasta que espese.

Montaje

Cortar el bizcocho por la mitad y si es necesario, eliminar la parte abombada. Poner el disco que haya quedado peor en el plato de servir.

Untar las dos capas con la mermelada caliente y dejar enfriar.

Mientras, montar la nata bien firme con el azúcar. Preparar una manga pastelera con boquilla rizada, llenar con la nata montada y dibujar rosetones sobre la mermelada.

Tapar con la segunda mitad, apretar un poco y espolvorear con azúcar glas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.