Tarta de chocolate y mascarpone rellena de frutos rojos.(Octubre rosa)

Hoy 19 de octubre, como cada año, se celebra en todo el mundo el Día contra el cáncer de mama. Con esta campaña, se pretende concienciar a la sociedad de la necesidad de la detección precoz, ya que esta enfermedad (que afecta a una de cada ocho mujeres), se puede curar si se trata a tiempo. La prueba diagnóstica más eficaz es la mamografía.
Desde principios de los noventa, el símbolo de la lucha contra el cáncer de mama es el lazo rosa. Instituciones y empresas se visten de rosa este día. Aquí en Granada, la Alhambra se iluminará de rosa esta noche.
Este año, como en otros anteriores, he querido colaborar en esta campaña de sensibilización con una receta rosa. Una tarta de chocolate y mascarpone con frutos rojos
 
Ingredientes
  • Bizcocho de chocolate
  • 4 huevos
  • 180 g chocolate
  • 120 mantequilla
  • 120 g azúcar
  • 150 g harina
  • 1 cucharadita de levadura

Fundir el chocolate con la mantequilla en un cuenco grande. Dejar templar. Añadir las yemas una a una, mezclar bien.
 
Montar las claras con el azúcar, añadir al chocolate y después la harina tamizada con la levadura. Mezclar suavemente con movimientos envolventes. Engrasar y espolvorear con harina un molde rectangular, sacudir para eliminar la que sobre. Echar la masa y alisar la superficie con una espátula.
 
Cocer en el horno precalentado a 180º 40 min. abajo y 10 min. arriba y abajo. Pinchar en el centro para ver si está hecho. Dejar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla.
 
Relleno
  • 400 ml nata
  • 250 g de mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 hojas de gelatina
  • 2 latas de frutos rojos en zumo de uva (200 g) 
 
Remojar la gelatina en agua fría.
Escurrir la fruta con un colador sobre un tazón para recoger el zumo. Calentar la mitad del líquido para reducirlo hasta que queden 70 ml. En este zumo caliente se deshace la gelatina escurrida.
 
Mientras se enfría, batir la nata con el mascarpone que estarán muy fríos. Cuando está a medio montar se añade el azúcar y se sigue batiendo hasta que esté bien espesa. Mezclar suavemente con la gelatina.
Poner dos tercios de la nata en una manga pastelera con boquilla lisa y el resto en otra con boquilla Saint Honoré.

Montaje
Partir el bizcocho en tres capas, eliminando la parte abombada. 
Poner un rectángulo de bizcocho en el plato de servir, bordear con bolitas de nata, rellenar el centro con la fruta escurrida, cubrir con más nata y colocar encima otro rectángulo de bizcocho, repetir la misma operación que se ve en la foto y terminar con el último bizcocho. Se puede utilizar el líquido sobrante para calar el bizcocho, yo no lo hago porque no nos gusta el bizcocho mojado.
Dibujar encima unas ondas con la boquilla Saint Honoré. Terminar repartiendo unas perlitas rosas para reforzar el color.

Dejar enfriar unas cuatro horas que son las que necesita la gelatina para cuajar.
 
He recibido este corto de Paco León que no conocía. El 100% de los beneficios que obtenga irá destinado a la investigación del cáncer de mama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.