Tarta de queso y brownie


El sábado celebramos el cumpleaños de una sobrina que ha sido mamá recientemente.

Ella no vive aquí y es la primera vez que pasa ese día con nosotros, por lo tanto, es la primera vez que le preparo la tarta. Y quería acertar. 
Después de algunas indagaciones con su madre y su hermana, decidí hacer una tarta de queso con algo de chocolate, ya habíamos probado la combinación en los cheescake brownies que preparé hace un año y nos pareció muy buena.


Ingredientes

Base de pasta quebrada
200 g de harina
1 yema
1 cucharada de azúcar
1 pellizco de sal
1 cucharada de aceite de girasol
1 vasito de agua fría
80 g de mantequilla
Poner la harina, la sal y el azúcar en una ensaladera, añadir la mantequilla en dados y mezclar hasta que parezcan migas, después el aceite, la yema y el agua en tres veces, amasando hasta que se forme una bola.

Estirar la masa con el rodillo entre dos hojas de papel de horno. Poner en el frigorífico media hora.
Forrar la base y los laterales de un molde desmontable de 27 cm de diámetro con papel vegetal, poner en el fondo un círculo de masa y en las paredes una tira de 2 centímetros de ancho, pinchar con un tenedor para que no suba y poner a enfriar mientras se hace el relleno.

Brownie

200 g de chocolate negro picado
70 g de mantequilla
70 g de azúcar
1 cucharada de miel
2 huevos grandes y 1 yema
130 g de harina
1/4 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de levadura
Fundir el chocolate con la mantequilla y dejar enfriar. Añadir el azúcar, la ralladura de naranja, los huevos y la miel, mezclar bien y añadir la harina con la levadura y la sal.
Echar la masa en el molde sobre la pasta quebrada, extendiéndola hasta los bordes, poner a endurecer en el frigorífico para que no se mezcle con la crema de queso.

Mientras se hace la crema de queso.
250 g de requesón
150 g queso crema
120g de azúcar
4 huevos y 2 claras
20 g de harina
10 g de maizena
Pasar los quesos y las yemas por un colador para que no haya grumos. Montar las claras con el azúcar, incorporarlas a la mezcla anterior con movimientos envolventes.
Poner la crema sobre la masa de chocolate y alisar con una espátula.
Cocer 60 minutos en el horno precalentado a 180º, a los 15 minutos bajar la temperatura a 160º, dejar enfriar sin abrir el horno.
Cuando esté completamente fría, desmoldar y quitar con cuidado el papel vegetal, pasar al plato de servir. La tarta queda estupenda tal cual pero como era para un cumpleaños, pensé en decorarla un poco.
Cubierta
Azúcar glas
Chocolate negro rallado
Almendras fileteadas

Tostar las almendras en una sartén, vigilando continuamente porque se queman enseguida, mientras se enfrían, espolvorear la superficie de la tarta con azúcar glas, colocar en el centro el chocolate rallado y por último, las almendras tostadas.

La receta de la pasta quebrada es del libro 1080 de Simone Ortega, hace muchos años que la uso y siempre sale bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.