Tarta mágica de dulce de leche

La tarta mágica está de moda, se encuentra en muchos sitios desde hace meses, esta receta de hoy, está basada en la del blog Pasteles de colores que nos cuenta que es de origen rumano. 

Durante la cocción, la masa debe separarse en tres capas, en mi caso, la capa intermedia es tan fina que apenas se nota en la fotografía.

 

Ingredientes
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de agua
  • 90 g de azúcar
  • 125 g de mantequilla
  • 115 g de harina
  • 500 ml de leche
  • 140 g de dulce de leche
Batir las yemas con el agua y el azúcar, añadir la mantequilla fundida cuando ya esté fría. Incorporar la harina poco a poco mezclando bien.
Disolver el dulce de leche en un poco de leche caliente y mezclar con el resto para que quede templada.

Añadir la leche a la masa anterior, batiendo hasta que no queden grumos.
Montar las claras a punto de nieve y añadirlas al batido en varias veces, con movimientos envolventes para que no se bajen. No hay que incorporarlas totalmente a la preparación, como se ve en la fotografía.

Tarta mágica de dulce de leche corte
Preparar un molde de 21 cm de diámetro engrasado y enharinado, con un círculo de papel vegetal en el fondo.Volcar la masa en el molde, alisando la superficie con una espátula.
Cocer en el horno precalentado a 160º durante 50 minutos, yo lo tuve 25 minutos con el calor arriba y abajo y otros 25 sólo por abajo porque empezó a dorarse la superficie muy pronto y no quería que se quemara.

Cuando se enfríe, poner al menos dos horas en el frigorífico. 
Volcar sobre el plato de servir, quitar el papel vegetal con cuidado y decorar. Aquí, con unos lazos de chocolate blanco y negro.

La receta original es de vainilla y lleva 150 g de azúcar, en esta he disminuido la cantidad a 90 g.
He sustituido el molde cuadrado de 20 cm de lado por uno circular de 21 cm de diámetro.

 

 

1 comentario de “Tarta mágica de dulce de leche”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.