Tarta de limón merengada

Esta tarta de limón merengada, la he preparado muchas veces está muy rica y es muy bonita. La tengo publicada en el blog hace algún tiempo en versión individual.

La acidez de la crema de limón contrasta con el dulce del merengue y la pasta quebrada, que preparo sin nada de azúcar, para mi gusto es exactamente la base que necesita.

Esta vez, la hice a petición de una de mis sobrinas que ha estado aquí unos días visitando a sus padres.

Pasta quebrada

  • 250 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 2 yemas
  • 1 vasito de agua fría

Poner la harina en una ensaladera, espolvorear con la sal y el azúcar, añadir la mantequilla en trocitos. Mezclar hasta que parezca serrín, añadir las yemas y el agua en tres veces, formar una bola y dejar tapada en sitio fresco. Extender con un rodillo y forrar el molde. Pinchar el fondo con un tenedor, cubrir con un papel vegetal y rellenar con bolas de cerámica o legumbres, para que no suba. Cocer 15 minutos en el horno precalentado a 180º. Quitar las bolas y el papel vegetal y meter de nuevo al horno hasta que se dore.

tarta de limón merengada montaje

Crema

  • 300 ml de agua
  • 230 g de azúcar
  • 180 ml de zumo de limón
  • 60 g de maizena
  • 4 huevos + 1 yema

Poner a hervir el agua con el azúcar. Mezclar la maizena con el zumo y los huevos batidos, echar el agua hirviendo sobre esta mezcla, colar y poner otra vez al fuego moviendo sin parar hasta que espese. Pasar a un cuenco, tapar con plástico transparente y dejar enfriar.

Merengue italiano

  • 170 g de azúcar
  • 40 ml de agua
  • 3 claras

Poner a calentar el agua con el azúcar en un cazo de fondo grueso. Mientras, empezar a batir las claras en el cuenco de la batidora. Cuando el jarabe alcance 117º, apartar del fuego, bajar la velocidad de la batidora y echar el jarabe en chorro fino sobre las claras montadas, sin dejar de batir. Seguir batiendo hasta que el merengue esté duro y brillante y al tocar el bol, ya no esté caliente.

Tarta de limón merengada crema

Montaje

Rellenar la tartaleta con la crema fría y alisar con una espátula. Poner el merengue recién hecho en una manga pastelera con boquilla rizada. Dibujar rosetones sobre la crema y dorar con un soplete

La tarta de limón merengada, está mejor fría.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.