Tarta osito


Preparé esta tarta para el santo del nieto de mi hermana, el molde lo tengo hace tiempo y aunque lo he utilizado otras veces para bizcocho, no había hecho antes una tarta.
Me recuerda a un osito de peluche que tuve hace mucho tiempo, puede que aún lo tenga, aunque no se dónde. Me lo regaló mi marido, entonces novio y a mi sobrina le gustaba tanto que tuvieron que comprarle uno igual.
Lo curioso es que al verlo, les gustó más a los mayores que a los niños.

Ingredientes
 
Bizcocho

5 claras
3 yemas
200 g. de harina
180 g. de azúcar
1/2 taza de aceite
1 1/2  cucharaditas de levadura en polvo

Batir las claras a punto de nieve con el azúcar, mezclar las yemas con el aceite y añadirlas al merengue, por último, incorporar la harina tamizada con la levadura, suavemente sin batir.

Untar de mantequilla el molde y cubrirlo con harina sacudiendo la que sobre, echar la masa, alisar y hacer un surco en el centro como se ve en la foto para que suba más uniformemente y meter en el horno precalentado a 180º durante 30 o 35 minutos.

 
Está hecho cuando al pincharlo con una aguja, sale limpia. Dejar unos minutos y desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe.
Lavar el molde, forrarlo con plástico de cocina y volver a colocar el bizcocho, cortar la parte abombada para que quede totalmente plano.

Crema pastelera
200 ml de leche 
50 g de azúcar
1 yema
20 g de maizena
 
Poner a calentar la leche en un cazo, batir la yema con el azúcar. Desleir la maizena con un poco de leche fría y mezclar con la yema, echar la leche hirviendo sobre la mezcla, colar y poner otra vez al fuego lento moviendo sin parar hasta que espese.
 
Crema de chocolate
240 g de queso crema
80 g de azúcar glas
50 g de mantequilla
200 g de chocolate
2 cucharadas de nata montada

Mazapán
2 bolitas negras de regaliz.
 

 

Fundir el chocolate con la mitad de la mantequilla y dejar templar, mezclar la otra mitad de mantequilla blanda con el azúcar glas y el queso, añadir el chocolate poco a poco y seguir mezclando hasta que quede una crema uniforme.

 

Montaje

Poner la crema todavía caliente en una jeringa con boquilla de rellenar, inyectar pinchando por toda la superficie. Cuando esté bien frío, volcar el bizcocho en el plato de servir.
Estirar el mazapán y recortar dos círculos para la barriga y el hocico y dos piezas para el interior de las orejas. Colocar en su sitio pegándolo con un poco de crema.

Untar todo el osito con una capa fina de chocolate y dejar enfriar. Mientras añadir la nata al resto de crema mezclando con movimientos envolventes, poner en una manga pastelera con boquilla rizada y hacer el pelo dejando libres las patas.

Dibujar la sonrisa con una boquilla fina y poner los ojos. Los ojos son las bolitas de regaliz  que me regaló Manuela.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.