Tarta sandía


Esta tarta sandía, la preparé para el santo de mi sobrino menor que ha cumplido recientemente doce años. Le gustó mucho la idea, en cuanto la vio le hizo una foto y se la mandó a todos sus amigos. Es una tarta sandía pero sabe a frambuesa, mi hermano al probarla dijo: lo que más me gusta de esta tarta sandía es que no sabe a sandía.
Bizcocho de frambuesa
  • 4 claras
  • 3 yemas
  • 170 g. de harina
  • 150 g. de azúcar1/3 taza de aceite
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesa
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 1/4  cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de gotas de chocolate
Calentar en un cazo, el  bote de mermelada con el zumo de limón y colarla para eliminar las pepitas, dejar enfriar.

Batir las claras a punto de nieve con el azúcar, mezclar las yemas con el aceite y las dos cucharadas de mermelada y añadirles el merengue, por último, incorporar la harina tamizada con la levadura, suavemente sin batir.

Untar de mantequilla el molde y cubrirlo con harina sacudiendo la que sobre, echar la masa en tandas, repartiendo las gotas de chocolate, alisar y hacer un hueco en el centro con un cucharón para que suba más uniformemente. Meter en el horno precalentado a 180º durante 40 o 45 minutos.

Está hecho cuando al pincharlo con una aguja, ésta sale limpia. Dejar unos minutos en el molde y desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe.

Aquí he utilizado un molde semiesférico de silicona que deja una superficie perfecta, como se ve en la fotografía.

Crema de frambuesa
  • 1 hoja de gelatina
  • el resto del bote de mermelada de frambuesa colada
  • 250 ml de nata montada muy poco dulce

    Poner la gelatina a remojar en agua fría.
Calentar la mermelada y deshacer en ésta la gelatina escurrida, añadir la nata (reservando dos cucharadas para la crema de queso y un poquito más para la decoración) mezclando con movimientos envolventes.
Crema de queso
  • 40 g de chocolate con leche
  • 10 g de mantequilla
  • 100 g de queso crema
  • 20 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de nata montada
  • 1/4 cucharadita de colorante verde
Fundir el chocolate con la mantequilla y dejar templar, aparte, mezclar el azúcar glas y el queso, añadir el chocolate poco a poco y seguir mezclando hasta que quede una crema uniforme. Incorporar las dos cucharadas de nata con movimientos envolventes. Añadir el colorante y mezclar, dejando que queden algunas vetas.

Montaje
Eliminar la parte abombada del bizcocho para que quede totalmente plano el corte de la sandía, quitar una rebanadita para que se quede de pie, cortar en tres o cuatro discos el resto (según las capas que se quieran).

Poner en el plato de servir empezando por el disco más pequeño, reconstruir la semiesfera, untando cada disco con crema de frambuesa. 
A la última capa de crema que queda visible, se le puede añadir una pizca de colorante rojo para que sea más vivo el color.
Poner a enfriar hasta que cuaje la gelatina,,en este caso es suficiente con una hora.

Un vez frío, untar los laterales con la crema de queso teñida de verde. Esto se hace en dos pasos, primero se unta con una capa fina que se deja endurecer en frío y después una segunda capa más gruesa que se deja lo más lisa posible,

Poner un poco de  nata en una manga pastelera con boquilla lisa, hacer un círculo para separar la carne de la sandía de la cáscara. Colocar unas gotas de chocolate con la cara plana hacia arriba, en el sitio de las semillas. 

Se puede poner la rebanadita de bizcocho que se había cortado, untada con la crema de queso verde, al lado de la tarta sandía, pinchando en el centro un clavo de olor para simular el tallito.


He visto por varios sitios una sandía decorada como una tarta, pero creo que a mi sobrino no le habría gustado la sorpresa, en este caso es una tarta normal con forma de sandía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.