Financiers

Los financiers son unos bizcochitos de almendra muy ricos, muy parecidos a las visitandines y parece que éstas son sus antepasadas. Las principales diferencias entre las dos recetas es que en la primera se dora la mantequilla y se les da forma de lingote.

La receta que he utilizado es la que nos ofrece Mercotte, dividiendo las cantidades entre tres y eliminando las frambuesas.

Ingredientes para 24 financiers pequeños

  • 60 g de mantequilla
  • 65 g de azúcar
  • 50 g de almendra molida
  • 20 g de harina
  • 2 claras de huevo
financiers_ingredientes

Fundir la mantequilla en un cazo pequeño a fuego mediano removiendo con frecuencia. Cuando deje de chisporrotear y desprenda olor a avellana, colar sobre un recipiente para eliminar las impurezas.

Tamizar juntas harina, almendra y azúcar, poner en un cuenco, añadir las claras sin batir y por último la mantequilla templada. Mezclar bien.

Untar los moldes de mantequilla y espolvorear con harina, sacudiendo la que sobre, si el molde es de silicona no necesita esta preparación.

Rellenar los moldes con ayuda de una manga pastelera para repartir bien la masa. Se llenan hasta prácticamente el borde porque al no llevar levadura apenas crecen.

Hornear a 190º durante 6 minutos, bajar a 170º y cocer 4 minutos, apagar el horno y dejar 4 minutos más.

Desmoldar enseguida y dejar enfriar sobre una rejilla.

Los financiers recién hechos son crujientes por fuera y tiernos por dentro, con el tiempo pierden el crujiente pero siguen estando buenísimos. Se conservan mejor en un recipiente hermético.

Se toman acompañados de un café o té y de postre como complemento de una crema o mousse.

Aquí están las cantidades de la receta original de Mercotte

Ingredientes para 24 financiers grandes

  • 180 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar
  • 160 g de almendra molida
  • 60 g de harina
  • 6 claras de huevo
  • 24 frambuesas

1 comentario de “Financiers”

  1. Mmm, sólo leer el nombre de la mantequilla con olor a avellana evoca ese sabor tan rico de los financiers. Una delicia, como casi cualquier dulce que lleve almendras. Me pierden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.