Pastas de cabello de ángel

Para hacer estas pastas de cabello de ángel, he preparado una masa quebrada, trabajada como hojaldre, dando dos vueltas simples. El resultado es una pasta poco dulce, crujiente y hojaldrada muy ligera que contrasta con el relleno.

El cabello de ángel, al menos en mi círculo cercano, gusta mucho o nada, así lo tengo que tener en cuenta en las ocasiones en que lo utilizo.

Ingredientes para 16 pastas de cabello de ángel

Masa quebrada

  • 250 harina
  • 110 de mantequilla
  • 1 vasito de agua fría
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pellizco de sal
pastas de cabello_masa

Poner la harina, la sal y el azúcar en una ensaladera, añadir la mantequilla en dados y mezclar hasta que parezcan migas, añadir el agua amasando hasta que se forme una bola.

Extender con un rodillo formando un rectángulo, doblar en tres partes, una parte sobre el centro y la otra sobre la primera con la técnica del hojaldre. Girar y extender de nuevo en forma de rectángulo, doblar otra vez en tres y guardar en el frigorífico durante media hora. Extender hasta un grosor de 3 o 4 mm y recortar con un cortapastas redondo con borde rizado. Colocar la mitad de las pastas, serán unas 16 unidades, según tamaño, en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

pastas de cabello_relleno

Relleno

  • 200 g de cabello de ángel

Poner una cucharadita de cabello de ángel en el centro de cada una y tapar con la otra mitad de las pastas. Apretar los bordes para que queden bien sellada y hacer un agujero en el centro para que salga el vapor. Cocer en el horno precalentado a 180º durante unos 20 minutos, hasta que se doren.

Acabado

  • 1 cucharada de azúcar glas

Poner a enfriar sobre una rejilla y espolvorear con azúcar glas.

Las pastas de cabello de ángel acompañan muy bien un te en la merienda y pueden también tomarse como postre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.